domingo, 26 de julio de 2015

VESTIDO DE SIRENA

Lo bueno de hacer ropa a las amigas es cuando te dicen que les gusta, que se lo ponen muchas veces y que por favor les hagas más y más a menudo, pero lo más de lo más ha sido recibir esta foto tan chula en la que se ve mi vestido.


Se trata de un patrón hecho por mí, un vestido playero con espalda de nadadora. La tela que he utilizado es licra color rosa flúor con estampado de caracolas.



El vestido lo hice hace un par de años, lo tenía fotografiado sin relleno así que decidí no publicar, casi me había olvidado de él, ahora me alegro de poder mostrarlo.


Gracias Juanlu por tus fotos tan chulas y a las dos sirenas por dejarse fotografiar.

jueves, 25 de junio de 2015

CEBRAS Y PALMERAS - VESTIDO DE VERANO


¡Ay, que me habéis pillado haciendo la fotosíntesis!
Sí chicas, falta me hace. Como Obelix, yo debí caer en una marmita pero la mía era de protección solar.


Os cuento:
En el mes de Marzo mi marido y yo acudimos a Madrid para participar en una Cata de vinos por parejas y, no podía ser de otra forma, aproveché la visita a la capital para encontrarme con Diana "La modista de Atenea" y con Sonia "La pequeña aprendiz". Visitamos una tienda de telas que nos sugirió Sonia, Antoñita Jimenez, todo un hallazgo para mí. Se nos pasó el tiempo volando charlando de patrones y costura, ojalá se repita pronto.


Además de las que elegimos individualmente, compramos una tela que nos gustó a las tres para hacernos cada una un vestido pero con el patrón que cada cual eligiera.
La tela me pareció muy bonita aunque no estaba dentro mi línea de estampados habituales. Al llegar a casa, cuanto más la miraba, más me inquietaba, ¿En la Sabana Africana donde pastan las cebras, hay palmeras? No lo recuerdo, es lo malo que tiene quedarse dormida viendo los documentales, tendré que insistir.


El patrón que elegí fue de Butterick, un modelo de Lisette el B6168. Se trata de un vestido o túnica con pliegues en el delantero cruzado y escote en uve con presilla. El vestido lleva vistas en la parte de arriba y el pequeño canesú de la cintura va forrado en la misma tela.
Las instrucciones vienen en inglés, francés y con imágenes detalladas paso a paso. Coserlo ha sido un poco laborioso pero no complicado. El vestido ha quedado como un guante, no ha sido necesario hacer ninguna modificación para ajustarlo, alucinante.


Y esto es todo por hoy, aprovecho que es jueves para participar en Rums y con vuestro permiso sigo mi paseo, a ver si es posible pillar un poquito de color.

¡Hasta pronto costureras!

jueves, 28 de mayo de 2015

NUEVAS VERSIONES

Si en la entrada anterior os hablaba de una blusa comodín, hoy os hablo de otros dos patrones que tienen un puesto preferente en mi carpeta de favoritos, la blusa Sorbetto de Colette y un pantalón básico de Burda, este venia en la revista de Octubre de 2013, el Mod.127 pero seguro que estará repetido en otras ediciones.


El pantalón ya lo cosí en esta ocasión, es de pernera recta y sin pinzas, al tratarse de un modelo clásico para darle mi toque personal hice los ojales en rojo y utilicé tela de patchwork, con estampado costurero, para el interior de la cinturilla y bolsillos.


La blusa es un modelo de sobras conocido, no tengo nada que añadir, únicamente que usé algodón muy fino y puse bies color coral en contraste y, por supuesto, que las arrugas no estaban en la blusa cuando salí de casa, os lo juro.


Y esto es todo por hoy, aprovecho para participar en Rums esta semana. Volveré muy pronto con algo completamente diferente.

Hasta pronto costureras.

jueves, 7 de mayo de 2015

BLUSA CON CANESÚ

Hoy vengo con un patrón de cosecha propia.


Este tipo de blusas siempre me han gustado. Cuando era jovencita, la primera prenda de ropa que me compré con mis ahorros fue una blusa con canesú, cuello estrecho, manga corta, y abotonada a la espalda. Desde entonces siempre he tenido prendas similares en mi armario, voy muy cómoda con ellas, sería capaz de ir vestida así a diario, de hecho de este modelo ya he cosido dos.

Este patrón es muy sencillo, lleva doble canesú y el de la espalda lleva una abertura para que entre la cabeza.
El cuerpo es completamente recto, las pinzas del pecho las transformé en un pequeño fruncido delantero en la primera versión.
La tela que utilicé fue una especie de crep con bastante caída y estampado geométrico, la compré hace un par de años en Teixits Dona.


A la segunda versión le cambié el fruncido del pecho por cuatro pequeñas pinzas y las mangas son tres cuartos. La tela es de algodón grueso y pequeñas flores. Lo vi en un expositor de telas para niños, en una pequeña tienda de Jerez de la Frontera, ciudad que tuve la oportunidad de visitar el año pasado.




Y poco más puedo añadir. Es un patrón que admitirá más variaciones y será un comodín de ahora en adelante, de esos a los que siempre se vuelve después de una costura complicada o se tiene mono de coser y quieres terminar una prenda en pocas horas.


Y vosotras, ¿tenéis patrones comodín?, yo tengo  tengo varios, algún día los enumeraré.
Aprovecho para participar en Rums esta semana.

¡Hasta pronto costureras!

domingo, 26 de abril de 2015

PATA DE GALLO




¡Hola a todas!
Cuando editaba las fotos para esta entrada me di cuenta de que llevo varios posts seguidos en los que sólo muestro prendas en tonos azules.
Me ocurrió en otra ocasión en la que preparando la maleta para unas vacaciones el color que predominaba era el azul, tanto en prendas lisas como en estampadas. Supongo que serán casualidades o el hecho de que, como he dicho otras veces, al coser nuestra propia ropa estamos más abiertas a experimentar con otros tonos, formas y tejidos. Por ello, en mi caso añado colores más discretos a los que uso normalmente.
Dicho lo cual, hoy traigo un vestido con estampado de Pata de Gallo en tonos azules y grises, en punto con una textura muy chula.


El patrón que utilicé es el Francoise Dress de Tilly and the Buttons, es un modelo de estilo sesentero, con falda evasé y manga ranglan. Se puede adquirir en sobre o en formato Pdf, Yo me decanté por este último, trae dos versiones, con y sin mangas, y las instrucciones del patrón vienen en la página web de manera muy detallada.
Lo único que no me gustó fue lo mal que coinciden la mayoría de las hojas a la hora de ensamblar el patrón, ese detalle lo deberían cuidar más las diseñadoras a la hora de digitalizar los patrones. Son más baratos, cierto, pero nuestro tiempo también es oro y es mejor coser que hacer encaje de bolillos con hojas de papel .


Un detalle me llamó la atención, el vestido lleva pinzas francesas pero no ha eliminado las pinzas del pecho. Para mi gusto habría quedado más fino si hubiera dejado sólo la pinza francesa, pero claro, la diseñadora sabrá sus motivos.
En cuanto a la realización del vestido he de decir que es muy sencillo, lo recomiendo a quienes no tengan mucha experiencia pero les guste coser punto. Yo también intentaré salir de mi reciente rutina de repetir colores azules y grises. ¿Será complicado?



¡Feliz semana costureras!